Ruanda comenzó tímidamente a hacer bolsas para cumpleaños, todo de manera manual y con pocas herramientas, luego de perfeccionamiento y de ampliar su capacidad productiva, adquirir impresoras profesionales y máquinas de corte, se arriesgó a hacer servicios completos...