Los efectos del movimiento social por el que atraviesa el país en búsqueda de cambios profundos, atraviesa a todos y cada uno de los ciudadanos, así como también a instituciones y organizaciones sociales y privadas, que han debido adecuarse a estos tiempos de cambios profundos.

Fundación Trabajo para un Hermano ha estado mirando de cerca el escenario, con especial énfasis en el mundo emprendedor desde la mirada del trabajo, por lo que invitó a artesanos y microempresarios a participar de un diálogo ciudadano con el objetivo de plantear un espacio en el cual hablar, escuchar y poner sobre la mesa sus necesidades, puntos de vista y propuestas para tomar la situación como una oportunidad de incidir.

La actividad se llevó a cabo de manera simultánea en los Centros de Emprendimiento y Desarrollo Fernando Vives (Santiago Centro), Barrancas (Cerro Navia), y Padre Esteban Gumucio (San Joaquín), sobre la base de una pauta de trabajo diseñada para conocer las opiniones e inquietudes que tiene el sector microempresarial a la luz de los acontecimientos.

Entre los participantes hay una sensación compartida de haber sido saqueados por todos los gobiernos en los últimos 30 años, comportándose las autoridades como ciegos, sordos y mudos a sus demandas. Como ciudadanos sienten que han tenido que soportar en forma sistemática burlas en los medios de comunicación y en especial de la televisión, quien les han vendido un futuro bienestar al que nunca van a poder acceder. Todos los abusos de poder, la colusión de las grandes empresas, los delitos cometidos por altos funcionarios (civiles, políticos y militares) que son penados con clases de ética o rebajadas considerables de las multas impuestas, contrastan con la aplicación total de la Ley y altos impuestos a los microempresarios, produciendo un importante sentimiento de desprecio hacia las personas pobres y vulnerables, que han ido acumulando mucha rabia.

Este estallido social ha traído por una parte falta de seguridad en las calles, dificultad para trasportarse, perdida de fuente laboral, violaciones a los Derechos Humanos, pérdida de clientes, paros en distintas reparticiones públicas, perdida de proveedores, entre otros.

Diálogo con microempresario junto a agrupaciones y emprendedores en Centro de Capacitación Padre Esteban Gumucio.

También ha traído una mayor empatía, se ha despertado cierto apoyo, sobre todo a la pequeña y mediana empresa y a los emprendedores más grandes, que esperan también llegue a los más pequeños. Los pobres se han tornado visibles, los problemas han salido a la luz, y ello les trae esperanza de cambio y de un mejor futuro.

Las representantes de las agrupaciones MACO Conchalí, Panal A. G. de Huechuraba, Artesanas del Viento y Creamos Artesanas, participaron en la actividad en Centro Centro de Capacitación Fernando Vives.

Las demandas más urgentes y de implementación a corto plazo para que el trabajo de los microempresarios subsista, tienen que ver con:

  • Que Municipalidades y empresas ofrezcan espacios para aumentar los puntos de venta en sus Y liberar de pago el uso del espacio público, ya que muchos han perdido sus espacios de comercialización en los desmanes producidos por el estallido social.
  • Que el Gobierno genere una campaña para que los ciudadanos prefieran los productos nacionales y se valorice el trabajo del país. Se propone generar publicidad del trabajo y aporte de la microempresa en televisión, radios y redes sociales.
  • Que el pago del trabajo contratado al microempresario sea a más tardar a 30 días.
  • Que las instituciones de fomento ofrezcan capital semilla de re-inicio para los que lo han perdido todo, tanto por ausencia de ventas, como por daños.
  • Aumentar la seguridad en los distintos sectores, para contar con puntos de venta que no generen peligro para clientes ni microempresarios.

Demandas urgentes, que son de mediano y largo plazo

  • Diseñar una política país de fomento del emprendimiento, que concentre los programas que hoy están repartidos en distintos ministerios, con poca articulación y sin una lógica de desarrollo.
  • Programas Gubernamentales de apoyo a la microempresa que sean de mayor duración, que incorporen seguimiento, e incluyan el desarrollo de puntos de venta. Generar programas de diseños para mejorar la calidad de los productos a largo plazo, al menos dos años.
  • Que los distintos servicios realicen un trabajo conjunto con las organizaciones micro-empresariales, para modificar las normativas que les afectan : Ministerio de la Cultura (Ley de Artesanía), Servicio de Impuestos Internos (normativas) y municipios (Decretos Municipales)
  • Acceso al financiamiento de la microempresa con baja tasa de interés. Que Banco Estado, tenga un programas de crédito especiales para microempresas, sin tantos requisitos y tasas preferenciales.
  • Diseñar formalización ante el SII, especial y flexible para los microempresarios y artesanos, con tasas impositivas acordes a las distintas realidades.
  • Que los Municipios fortalezcan los equipos de fomento productivo, que le asignen un % de recursos importante del presupuesto comunal, de tal manera que sean un mayor aporte al desarrollo económico local de la comuna.
  • Que los municipios hagan participe a las empresas particulares e instituciones públicas presentes en su comuna, para generar espacios de comercialización para artesanos y microempresarios productores y prestadores de servicio, abriéndoles de esta forma nuevos mercados y generando sinergia en el territorio.
  • Que los espacios públicos estén en forma permanente al servicio de las organizaciones micro-empresariales, para aumentar sus canales de venta.
  • Que se libere del pago de uso de espacios público y de patente municipal, a artesanos y productores con ventas mensuales inferiores a $300.000.
  • Municipios de comunas con distinto poder adquisitivo, se asocien para abrir espacios de comercialización, permitiendo llegar a clientes con más poder adquisitivo
  • Que los Municipios permitan formar organizaciones de microempresarios, con representantes de distintas comunas, sin limitar la entrega de beneficios solo a una parte de la organización, lo que termina por debilitarlas.
  • Que los municipios den la misma visibilidad al desarrollo de la artesanía en la comuna, que a otras actividades
  • En relación a las necesidades de capacitación de los microempresarios, se plantea: Hacer más pertinente la oferta de capacitación de Sence a sus necesidades reales, y adjudicar los cursos a organizaciones que hacen un trabajo serio y en el territorio. Capacitación en diseño e innovación, para la aplicación en distintos oficios. Cursos de marketing digital, de calidad y con seguimiento del avance y logros.
  • Que las empresas, del estado y particulares que están insertas en una comuna, estén obligados a comprar un porcentaje de sus insumos o necesidades a microempresarios locales.
  • En relación a Previsión Social se plantea la necesidad de un sistema con cotizaciones especiales a microempresas.
  • Derecho a salud laboral.
  • Protección a la producción y manufactura a la industria nacional.
  • Que se promulgue una ley de fomento de la artesanía, que la considere patrimonio cultural, que permita darle un mayor valor al trabajo artesanal urbano y rural. Que sea una ley que se redacte considerando a los actores directos.
  • Que se genere un programa para dignificar el trabajo artesanal a nivel país, permitiendo transmitir la herencia de la cultura.
  • Que los tratados internacionales de comercio que el país firma, asegure la protección del trabajo artesanal local.

Los propios microempresarios consideran que tienen que avanzar en:

  • Fortalecer las organizaciones existentes.
  • Invitar en forma permanente, a microempresarios no asociados, a que se integren a alguna organización.
  • Agruparse en una organización mayor, federación, para tener una voz ante las autoridades, contar con representantes con peso, para que las demandas sean escuchadas, y puedan ser un contrapeso ante las organizaciones de empresarios más grandes.
  • Que el estado fomente la formación de cooperativas  y permita asociarse por intereses
  • En forma permanente, mejorar la calidad y el diseño de productos, que asegure un estándar.

Participantes del diálogo en Centro de Capacitación Barrancas.

Por último, los asistentes solicitan a la Fundación seguir acompañando al microempresario, para ir generando más espacios de confianza que sirvan para desahogarse, pero al mismo tiempo para generar propuestas que permitan potenciarlos.