El presente escenario que vive el país desafía a instituciones como la nuestra, a replantear el nuevo rol que podrían y/o debiesen ejercer en adelante.

Nacimos ante el impacto social de la realidad del trabajo de los más vulnerables de Chile, y hoy no podemos sino reconocer las repercusiones de la crisis actual en los sectores donde estamos y trabajamos, y también en cada uno de los que formamos parte de esta Fundación.

Para definir e identificar los aspectos más urgentes de enfrentar en nuestra vida como Fundación, el equipo de Trabajo para un Hermano realizó una jornada de reflexión en la que participaron trabajadores y miembros del directorio. Acogimos el sentir, recogimos los hechos y debatimos para pensar en conjunto  las repercusiones de la actual crisis en la organización; reconocer e inventariar las riquezas e instrumentos con que contamos para enfrentarla; y reconocer las posibilidades de acción y desarrollo de nuestra misión y visión.

¿Cómo nos impacta este movimiento ciudadano? ¿Qué instrumentos tenemos? y ¿Qué podemos hacer al respecto? Estas tres preguntas son las que se discutieron al final de un fructífero debate que se inició con un taller individual en donde cada uno de los trabajadores debió identificar aquellos hechos que más le impactaron durante estas semanas, y cuáles son los sentimientos con que los vivieron.

Tras este taller inicial y un espacio para la expresión en tríos de sentimientos y hechos impactantes, se dio paso a un plenario de escucha en que se recoge y jerarquizan los hechos más significativos e importantes de cara al país.

La gran masividad que ha alcanzado de manera transversal la movilización; el nivel de violencia represiva y vandalismo extremo evidenciado durante las jornadas de marchas y protestas civiles; y el riesgo al que se han debido exponer los trabajadores y trabajadores del país para cumplir con sus obligaciones laborales, fueron los tres grandes temas que arrojó esta jornada de reflexión colectiva.

En mesas de trabajo grupales se abordaron cada uno de ellos con el objetivo de relevar, tomar conciencia, identificar y mostrar los instrumentos y las capacidades de Fundación Trabajo para un Hermano para enfrentar estos hechos gruesos en una primera reflexión que debe continuar.

Esta crisis social masiva, potente y transversal muestra la realidad de una sociedad que está exigiendo cambios profundos. Escucharnos y reflexionar juntos, especialmente en nuestros espacios de trabajo, es un ejercicio que hoy se hace necesario con miras al interés común. Así creemos que se garantiza alcanzar un objetivo compartido a través de una acción consciente y colectiva.

Por ello, invitamos como Fundación a todas aquellas instituciones y microempresas que no se han dado este tipo de espacios, a que lo hagan. Si están interesados en programar una jornada de reflexión similar, compartimos a continuación el programa y pauta de trabajo utilizada para que se motiven a adecuarlo a sus diversos equipos de trabajo.

PARA DESCARGAR LOS DOCUMENTOS, PINCHA EN LOS SIGUIENTES LINKS:

Share This