15 alumnas componen el grupo de participantes del curso de Confección de prendas tejidas a telar, en el que aprenden las técnicas de teñido, diseño y confección del telar, principalmente del witral mapuche, aplicando decorados con identidad local.

Para ello serán introducidas en el tejido básico, los tipos de lana y el cálculo de materiales. A la vez, aprenderán sobre los principios y herramientas del teñido de fibras, la obtención de colores mediante la combinación de vegetales y el procedimiento de teñido. Todo esto con la finalidad de poder confeccionar prendas de vestir utilizando la técnica del telar mapuche.

Pero no comenzaron tejiendo desde el primer día. Comenzaron su proceso de aprendizaje con clases de gestión de negocios y comercialización de productos, para que pudiesen crecer como emprendedoras.

Simone Rodríguez es brasileña pero vive en Chile desde el año 2012. Trabaja en artesanías con material reciclado, como retazos de tela o cuero. Conoció la Fundación el 2016 a través del curso de arreglo de máquinas de coser y este año decidió aventurarse con el tejido a telar, para de este modo enriquecer sus productos al mezclar su trabajo con esta ancestral técnica.

Para ella, la fase de aprendizaje de gestión resultó ser de suma importancia.  “Yo siento que como empresaria, tan chiquitita, estoy consiguiendo mejorar mi presentación al público, porque antes yo no tenía una presentación. Llegaba con mis productos, los ponía en la mesa y listo. Aquí tuve que crear un empaque para mis productos, arreglar la etiqueta también. Aprendí a saber si estoy poniendo precios adecuados en relación a los gastos.”

Destaca que jugó a favor a la hora de facilitar el aprendizaje del contenido más denso, el hecho de que tuvieron clases todos los días durante esta primera fase del curso. Eso le permitió ir recordando y entendiendo con mayor facilidad.

Mónica coincide con Simone en que el haber tenido clases diarias de gestión les permitió aprender de mejor manera. A pesar de que Mónica trabajó en ventas durante mucho tiempo, le faltaba una mirada como vendedora de su propio negocio. Hoy ha dado grandes pasos en esa dirección.

Pero lo que más rescata Mónica en realidad es la cultura adquirida. “Aparte de enseñar a tejer, nos enseñan la cultura mapuche y eso es súper valorable porque uno no sabe mucho de eso. En el colegio por ejemplo no te enseñan nada, una carpeta, dos carpetas y eso. Y acá no, acá es el sentimiento, cómo fue hecho, cuál es la forma de ver la vida de los mapuches es súper interesante. Le tomas más aprecio al tema, al trabajo a todo en realidad”

Cada una de las participantes del curso está trabajando con un telar mapuche propio y cada prenda finalmente, constituye una representación artística de dicha identidad étnica.  Por ello es tan importante que además del tejido conozcan la historia acerca del origen del telar y el contexto de esta técnica en la cultura nacional, así como la preservación de la identidad y la valorización y trasmisión del patrimonio cultural.

Considerando que se trata de un curso de tejido a telar, la tradición e historia detrás de la técnica poseen una gran importancia, como bien señala Elena Herrera. “Para mí tejer a telar es un sueño de toda la vida, porque el tejido a telar me comunica cosas ancestrales, como esas imágenes de una mujer sentada en una alfombra o en la tierra llana tejiendo. Y he descubierto que es verdad, que detrás del telar hay una historia milenaria”.


Galería de Fotos

Share This