El 1 de mayo se conmemora en diversas partes del mundo el Día Internacional de los Trabajadores. ¿Sabes por qué?

En 1868 había sido instaurada en Estados Unidos la Ley Ingersoll, que establecía una jornada de trabajo de ocho horas, aunque con cláusulas que permitían aumentarla a 14 e incluso 18 horas. Aun así, esta ley no se cumplía, especialmente en Chicago, donde las condiciones de trabajo eran mucho peores que en otras ciudades del país. Por esa razón, en 1886, las organizaciones laborales y sindicales se movilizaron. El reclamo de los trabajadores era claro: un pedido de reducción de la jornada laboral a 8 horas, cuando lo «normal» era trabajar entre 12 y 16 horas. El 1° de mayo de ese año, se inició la huelga. Partió en Chicago con cerca de 80.000 trabajadores y rápidamente se fue ampliando hasta alcanzar un carácter nacional con cerca de 5.000 huelgas simultáneas y más de 400.000 obreros movilizados. A finales de mayo, varios sectores accedieron a otorgar la jornada de 8 horas, resultando esto en el triunfo de la unidad y organización de los trabajadores. En junio del mismo año, se enjuició a 31 trabajadores por promover el conflicto, siendo 5 de ellos condenados a la muerte en la horca como mártires de la reivindicación de los trabajadores.

Es en honor a esos mártires, en honor a esa victoria, a esa lucha organizada por obtener una jornada laboral justa, que el 1° de mayo conmemoramos el Día Internacional del Trabajador.

En nuestro país, el 1° de mayo se considera un feriado irrenunciable, esto obliga al comercio a cerrar sus puertas ese día. El feriado obligatorio del comercio se inicia a las 21 horas del lunes 30 de abril y se extiende hasta las 6 de la mañana del miércoles 2 de mayo, excepto para quienes trabajan en clubes y restaurantes; establecimientos de entretenimiento, tales como cines, discos, pubs, locales comerciales de los aeródromos civiles y públicos, aeropuertos, casinos de juegos, locales de expendio de combustibles, farmacias de urgencia y de turno.

Las multas para quienes infrinjan los horarios de cierre van desde las 10 UTM o sea 473 mil pesos hasta las 60 UTM equivalente a poco más de 2 millones de pesos por empresa.

Lo que ha costado tanto alcanzar, debiese ser valorado y motivo de inspiración para seguir avanzando por mejorar la calidad del trabajo, actividad a la cual le estamos dedicando 8 horas diarias de nuestras vidas.

Celebramos que el año pasado hayan sido recuperados algunos derechos sindicales que se habían perdido, como los que se refieren a la negociación colectiva, derecho a huelga, inclusión femenina o derecho a la información, entre otros. En ese ámbito invitamos a empleados y empleadores a trabajar juntos para construir relaciones modernas, justas y equilibradas con equidad, eficiencia y productividad.

¡Felicitamos a todas y todos los trabajadores de Chile en su día!

Share This