Según la Encuesta de microemprendimiento 2017 realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas, el 80% del total de microemprendedores en Chile, no ha recibido capacitación alguna durante los últimos 5 años.

Otro dato relevante arrojado por la misma encuesta es que el 68,2% de las mujeres microemprendedoras, perciben ingresos menores a 225.000 pesos.

En Fundación Trabajo para un Hermano, trabajamos con aquellos valientes pertenecientes al 20% que decide capacitarse, y con mucho orgullo podemos decir que hoy, un grupo de 87 personas del sector más vulnerable del Suroriente de la capital, está generando un ingreso promedio de 404.000 pesos.

Este mismo grupo partió el programa con ingresos promedios de 202.000 pesos, lo que significa que los aumentaron en un 100%.

Es este grupo, integrado por personas de la Granja, La Pintana, Ñuñoa y San Joaquín, el que este 5 de abril, recibió su diploma de participación tras largos y arduos meses de trabajo en el Programa Creciendo en el Territorio Suroriente, ejecutado por nuestra Fundación

Dan fe de que la capacitación es tan o más importante como la asistencia económica. Que llevar sus cuentas ordenadas, saber cuánto cobrar, conocer sus ventajas y debilidades, ente otras cosas, puede llevarlos lejos.

Es el caso de Samuel Gálvez por ejemplo, quien se dedica a la barbería y peluquería.  «Al enseñarte a hacer bien las cosas, uno se motiva más. Con ustedes me tiré a la piscina, estuve un año atendiendo en la casa y gracias a ustedes salí a flote, de la casa a un local y ahora en la cancha, es cuando uno tiene que aplicar todo lo aprendido» Efectivamente Samuel trabajaba en su casa donde en un año atendió a cerca de 40 clientes. Ahora posee un Salón Unisex junto a su mujer y sólo en un mes ya ha atendido a 60 clientes, logrando aumentar más que considerablemente sus ventas.

Samuel no es el único que está aplicando todo lo aprendido, de hecho el 70% de los participantes está implementando registros y gestión, lo que es motivo de orgullo para la Fundación y para FOSIS.

Beatriz Duque, Agente de Desarrollo Local, declaró “El objetivo del programa es que las familias mejoren su calidad de vida por medio de un negocio y como FOSIS estamos súper contentos, porque hubo avances significativos en este grupo. El compromiso puesto por las usuarias es un compromiso que no siempre se da y este fue un grupo especial, de mucha participación.” Aprovechó de agradecer el trabajo de la Fundación quien influyó de gran manera en este logro “Trabajo para un Hermano» hace una labor muy bonita porque son muy cercanas a las usuarias. Le hacen un seguimiento que va más allá del programa FOSIS, porque después siguen haciendo un trabajo con cada una de las familias”.

Así también lo destacó Gabriela Cárcamo en su discurso durante la ceremonia de certificación “Quiero dar gracias a Dios, a la Fundación y a FOSIS por esta oportunidad, por ayudarnos a crecer. De tener 3-4 clientes hoy puedo tener trabajo todos los días.  En especial agradezco a la Fundación porque por medio de ellos pudimos escalar un paso más en nuestro emprendimiento con los conocimientos que se impartieron en cada uno de los cursos. Agradezco el compromiso de los profesores, la amabilidad y la confianza que nos entregaron y que siempre hayan tenido las puertas abiertas para nosotros”.

Efectivamente las puertas de la Fundación estarán siempre abiertas para quienes quieran emprender y capacitarse.  Trabajo para un Hermano pone una parte, la otra la ponen los microemprendedores que de manera responsable y comprometida asisten efectivamente a las clases.El crecimiento finalmente depende en gran medida de estos dos factores.

Tania Melo, Directora del Centro Padre Esteban Gumucio, a cargo de estos cursos expresaba su agradecimiento por el compromiso de los participantes del siguiente modo “Quiero dar las gracias por el cariño que nos dieron, pero sobre todo por el compromiso que demostraron por sacar adelante su empresa, por aprovechar la oportunidad que les dio FOSIS y por seguir creciendo. Por la responsabilidad que todos demostraron. Una vez más los invito a que sigan adelante y ustedes cuentan con una casa que ya saben que está en san Joaquin. Terminan una etapa pero ya saben que cuentan con el apoyo permanente de nosotros para lo que ustedes quieran, solo necesitan llamarnos.”

La invitación está hecha, y en palabras de la misma directora “Sigan adelante y atrévanse a ser espléndidos”

 

Share This