Hernán Fernando Reyes realizó su proceso de formación con la Fundación Trabajo para un Hermano. Es orfebre y diseñador de vestuario, y uno muy talentoso, vale decir. Actualmente trabaja en la creación de prendas únicas de vestir con cobre para lo cuál él desarrolló la técnica de tejido en cobre. Fruto de su innovador trabajo ha cosechado varios éxitos. El último de ellos, adjudicarse un Fondart que le ha permitido realizar talleres y compartir su experiencia con adultos y niños.

Así fue como volvió una vez más a nuestro Centro San Alberto Hurtado, el que siempre podrá contar como un viejo hogar, esta vez no desde el rol de alumno, si no que como un referente. En los 4 cursos de orfebrería básica que hoy se están ejecutando, pudo traspasar parte de su experiencia a nuestros actuales usuarios y usuarias, quienes muy felices absorbieron cual esponjas todo lo que él tenía para enseñar.

Fernando cuenta que hace varios años, accidentalmente se encontró con lo que sería su proyecto. Alguien había dejado en Huérfanos con McIver dos bolsas grandes con cobre. Recuerda el trabajo que le costó llevarlas. Así comenzó con cobre reciclado, recogiendo lo que quedaba de la electricidad en edificios nuevos, 5 años atrás. Hacía telares pequeños de 50×70. Habiendo unido todo tipo de textiles en cobre, llegó la inspiración étnica. Surgieron los personajes, y dio vida a su nuevo proyecto.  Con su experiencia pudo enseñar durante los talleres cómo es posible innovar incorporando tecnología en el proceso creativo y productivo de la orfebrería.

“Cuando uno piensa que va a hacer algo, las barreras que uno se puede poner son muchas, pero cuando uno de verdad quiere, aprende también cómo hacer las herramientas. Yo hago los palillos, las agujas, los pasadores en cobre. Hay un proceso de adecuar las herramientas para obtener un resultado con un costo bajo. Los sueños son pequeños al principio pero si los alimentan con trabajo, se convierten en algo que lo supera a uno mismo. Y cuando el trabajo es bueno, se vencen las barreras socio culturales. Las personas que han visto mi trabajo, no me preguntan de dónde vengo, de qué vivo o si estoy casado. Solamente ven mi trabajo”

En el marco de la Campaña Tu Trabajo no es algo que te dan, tu Trabajo es algo que tú das” se le preguntó a Fernando ¿Qué das con tu Trabajo?

“Lo que yo trato de transmitir, lo que intento entregar al que quiera recibirlo, es lo que responde a mi vocación. Son hilos de cobre que pasan por mis manos para convertirse en algo. Durante muchas etapas de la vida a uno le toca trabajar en lo que sea. O hacer cosas que a veces no nos gustan. Yo he tratado de hacer siempre esas cosas con toda mi entrega, como respondiendo a una vocación humilde. Lo hecho con alegría y con la satisfacción de hacer algo que sale de mis manos, en lo que vive parte de mí”

La Fundación Trabajo para un Hermano ha acompañado a Fernando en este lindo camino. Seis cursos de diversa índole, realizó con nosotros el orfebre y destaca lo importante que fue para él lo aprendido en dichas instancias.

“En la fundación conocí a muchas personas que son increíbles. Si yo tenía 10 problemas había personas que tenían 30, 40, 50, 200. Siete hijos, trabajo, marido, casa y además intentando ser orfebre. Si eso no fortalece el espíritu de uno, nada podría hacerlo. De la fundación no me he llevado solamente el proceso técnico. Hay ejemplos de vida”

Por lo mismo, para Fernando es tan importante entregar hoy sus conocimientos a los alumnos y alumnas de la fundación, mediante actividades como esta, en las que puede transmitir la base de su trabajo. Lo realmente importante.

“Creo que es como sembrar más allá de ver lo que yo he hecho. Desfiles, bienales, diplomas, libros y revistas, son una punta que se asoma. Lo que se trasmite es todo lo que está debajo. Eso es lo que los va a ayudar a lograr lo que sueñan. La Fundación nos da un camino de herramientas que pueden cambiar radicalmente lo que uno hace. Después no hay límites.”

Share This